Ikea propone que #SalvemosLasCenas

Ikea saca el lado reivindicativo en su nueva campaña, con firma de McCann, llamada “Deberes”, en la que quiere transmitir que los niños pasan demasiado tiempo haciendo deberes y poco tiempo en familia.

Cabe destacar que muchos padres trabajan y la mayoría no tiene todo el tiempo que quisiera para estar con sus hijos. Por ello plantean que el momento idóneo para aprender en familia es a la hora de comer.

En Finlandia, por ejemplo, los niños no se llevan deberes para casa y tienen más tiempo para jugar y disfrutar de la vida familiar, que es como debería de ser: disfrutar de la infancia y de los tuyos.

España, sin embargo, está por encima de las seis horas semanales de deberes, que según el Informe PISA de 2012, sitúa a España como el quinto país de la OCD en el que los niños dedican más tiempo a los deberes. Sumémosle a esto las actividades extraescolares, quedar con los amigos… no queda tiempo físico para disfrutar.

Ikea ha realizado su propio estudio “Salvemos las cenas: cómo influyen los deberes en el día a día de los hogares españoles” en el que los datos reflejan que el 65% de los padres creen que sus hijos se ven agobiados o abrumados con el tiempo que dedican a los deberes.

Por otro lado, el 88% de los profesores cree que sería suficiente con dedicar menos de una hora al día a los deberes.

En la web de la campaña se ofrecerán ejercicios y consejos sencillos para aprender y educar a través de las cenas y los padres podrán compartir en las redes sociales de qué modo educan a sus hijos a la hora de la cena.

Así pues, Ikea se suma a esta causa reflejando momentos familiares a la hora de la cena (método al que han nombrado como “Cenología”), en los que los niños y los padres pasan tiempo juntos mientras ambos aprenden (geografía, geometría…). Porque nunca es tarde para aprender, tanto grandes como pequeños.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.